fbpx

Noticias

No cabe duda de que SAP S/4 HANA es tendencia. Podremos argumentar que, como tendencia, resulta algo artificial o poco espontánea. Esto es, en parte, debido al deadline impuesto por SAP en el mantenimiento de su ERP, que marca en gran medida el auge de la nueva solución. En cualquier caso, no dejemos que esto nos aleje del hecho objetivo: a día de hoy, existen numerosos motivos que justifican la transición a S/4 HANA más allá de cualquier calendario o prescripción.

SAP S/4HANA es una nueva plataforma que supone un cambio sustancial respecto a sus antecesoras. S/4HANA ofrece funcionalidades capaces de simplificar, optimizar e incluso rediseñar los procesos de negocio de cualquier compañía. Cada área o dominio en S/4 HANA han sido enriquecidos con nuevas funciones, características y capacidades que rompen con las limitaciones de las soluciones anteriores.

Independientemente de las mejoras específicas de cada área funcional, en el plano operativo, la fusión entre OLTP y OLAP en la misma plataforma habilita una nueva toma de decisiones, más inteligente, facilitando el acceso a información importante de forma instantánea, optimizando de esta forma la capa transaccional con una nueva dimensión analítica de soporte a la operación en tiempo real.

En el ámbito tecnológico, las mejoras proporcionadas por la nueva plataforma -mejora de la UX, in-memory DDBB, simplificación del modelo de datos, nuevos frameworks de desarrollo, etc.- permiten que características tan importantes como rendimiento, escalabilidad, facilidad de uso o simplificación en la operación y administración alcancen niveles nunca vistos anteriormente.

Si bien cada una de las características mencionadas anteriormente son por sí mismas ventajas diferenciadoras que justifican en muchos casos la transición a la nueva plataforma, existe otra razón mucho más determinante: la innovación como motor del cambio.

La innovación, en el plano corporativo es un concepto extremadamente complejo. Es necesario encontrar un equilibrio entre las nuevas propuestas de valor, básicas para renovar la oferta de productos y servicios, y la seguridad y protección que ofrecen los modelos de negocio consolidados a los que no se puede renunciar. Todas las compañías deben definir su posicionamiento respecto a la transformación digital desde una perspectiva de negocio (la tecnología per se carece de justificación empresarial). Aquellas compañías que sean capaces de identificar dónde invertir para la obtención de beneficios (nuevos servicios, productos o mejoras de los actuales) lograrán destacar respecto a sus competidores.

Cursos de Interés

Deja un comentario

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar